NADA SE CREA, NADA SE DESTRUYE, TODO SE TRASFORMA
Antonio-Laurent de Lavoisier (1743-17949), el padre de la química, se le atribuye la frase “Nada se crea, nada se destruye, todo se trasforma”, aunque ese mensaje ha sido mucho más difundido últimamente por Jorge Drexler. Ese es el objetivo último de la economía circular. Oímos hablar de economía circular, cada vez más. Este concepto despierta […]
21 octubre 2021

Antonio-Laurent de Lavoisier (1743-17949), el padre de la química, se le atribuye la frase “Nada se crea, nada se destruye, todo se trasforma”, aunque ese mensaje ha sido mucho más difundido últimamente por Jorge Drexler. Ese es el objetivo último de la economía circular.

Oímos hablar de economía circular, cada vez más. Este concepto despierta un interés creciente entre empresarios, políticos y el sector social. Un ejemplo ha sido la reciente cumbre de Cotec Europa. La economía circular supone una alternativa al modelo de producción y consumo actúa. Pero, ¿sabemos realmente que es y que implica?, ¿somos conscientes de sus beneficios?, ¿del cambio que supone?, ¿de su potencial innovador disruptivo?

El crecimiento económico de los últimos 250 años se ha basado en el modelo lineal: extraer, fabricar, usar y tirar. Este modelo implica presión sobre los recursos, votabilidad de los precios, degradación de ecosistemas y perdida de capital natural.

En 1930, el economista británico John Maynard Keynes auguraba que en 100 años la humanidad habría vencido su batalla contra la escasez, sin embargo, hoy la presión sobre las materias primas continua y crece.

Con una previsión de la población mundial para el 2030, resulta esperable una saturación progresiva de los recursos y una mayor erosión del entorno. Se requiere un cambio decisivo en el patrón del crecimiento y la forma en que el ser humano interactúa con la biosfera.

La economía circular surge como una alternativa que permite desvincular el crecimiento económico del consumo de recursos y del deterioro ambiental. Supone una opción prometedora, capaz de solucionar desafíos ambientales mientras se crean nuevas oportunidades empresariales como nuestra ONG ya lo realiza desde hace 23 años con el residuo textil de forma ética, social y solidaria creando un subproducto y dándole un valor.

Mauricio García Jorquera

Coordinador General de Recicla Alicante